lunes, 25 de abril de 2011

RETOQUES ORTOGRAFICOS DE LA "RAE"--1

RETOQUES ORTOGRAFICOS DE LA "RAE"--1: "
La Real Academia Española contempla dentro de sus objetivos fundamentales orientar el uso de la ortografía. Cada día nos preguntamos ¿cómo se escribe tal palabra?; ¿dónde se le coloca acento ortográfico a equis palabra?; ¿qué se coloca por acá, coma o punto? y otras tantas dudas.


En la búsqueda de una respuesta a esas diferentes vacilaciones en el dominio de nuestro idioma, se encuentran variadas literaturas que la Real Academia Española ha publicado. Una de ellas es el Diccionario Panhispánico de Dudas. Este nos presenta sugerencias y alternativas para mejorar nuestras habilidades básicas del lenguaje, tales como: escribir y hablar. También tiene como propósito ser guía e instrumento efectivo para todas las personas que están dispuestas a mejorar, ampliar y perfeccionar el manejo de la lengua española. Dentro de los elementos lingüísticos que hace énfasis son: FONOGRÁFICO, porque resuelve dudas de tipo ortológico (sobre pronunciación) y ortográfico (sobre grafías, acentuación y puntuación); MORFOLÓGICA , porque orienta sobre las vacilaciones más frecuentes que se dan en el plano de la morfología nominal (plurales, femeninos y formas derivadas) y de la morfología verbal (formas de la conjugación); SINTÁCTICO, al aclarar dudas sobre construcción y régimen, concordancia, forma y uso de locuciones, etc.; y el LÉXICO-SEMÁNTICO, porque en él se examinan y corrigen numerosas impropiedades léxicas, a la vez que se ofrece orientación sobre el uso de neologismos y extranjerismos. Con más detalles próximamente abordaré aspectos esenciales y discutibles de esta obra lexicográfica.


Luego que se publicara el Diccionario Panhispánico de Dudas, y de haber concluido el texto básico de la Nueva Gramática de la Lengua Española, la responsabilidad que enfrentan las diferentes Academias se aumenta con la preparación de una nueva edición de la Ortografía de la Lengua Española. Hay que destacar que este estudio sobre la ortografía, requiere de una revisión cuidadosa y para eso se parte del consenso de todas las Academias. Esto permite la simplificación del texto y facilita la orientación metodológica (pedagógica) de la obra. El avance de la nueva edición de la Ortografía es de trascendía para la profundización del estudio de la lengua española. Posiblemente ésta se publicará a finales de 2010.


La Ortografía de la Lengua Española, edición revisada por las Academias de la Lengua Española de 1999, contiene información sobre: Elementos y principios generales de la ortografía; Uso de varias letras en particular; Uso de las letras mayúsculas; Acentuación; Puntuación; Abreviaturas; Apéndice 1:Lista de abreviaturas, siglas y símbolos; Apéndice 2: Nombres de países reconocidos por los organismos internacionales, con sus capitales y gentilicios; Apéndice 3: Topónimos cuya versión tradicional en castellano difiere de la original y finalmente presenta un Índice analítico. Ésta edición, fue considerada como el primer texto formalmente orientado hacia una actitud lingüística frecuente y usual por todas las Academias de la Lengua Española.


Los profesores Fidel Coloma González y Julián Corrales Munguía en el texto titulado Curso Superior de Español, que la Editorial Universitaria UNAN editara en 1974, representa un antecedente significativo en relación al estudio de la ortografía. (Ambos autores fueron catedráticos de la UNAN-Managua durante esa época). En esta obra se especifican algunos aspectos a considerar del problema, tales como la correspondencia entre el alfabeto y los fonemas del español. Hasta nuestros días es válido afirmar que “…la escritura es, por esencia, conservadora. El lenguaje oral cambia. Lentamente, pero cambia”. Según estos estudiosos,…”es la causa del problema ortográfico”. Debo indicar que, claro, existen otras razones. Pero, ésta es una de las más sensibles. Así pues, ellos detallan las letras y fonemas del español en cada caso. Además enfatizan en que las letras que no tienen ningún sonido son: h, (sin sonido siempre); u, (sin sonidos en palabras como “querer” y “guerra”; c, ( /s/ y /k/, en palabras como: “cima” y “sacar”; g (/g/ y /x/, en “gato” y “gitano”; y finalmente y, (/l/ y /y/, en “y”, “voy”, “yema”). Mientras que los sonidos o fonemas que se pueden escribir con más de una letra son: /b/ (bestia, vestía); /k/ (casa, quinta, kilómetro); /s/ (salir, mecer, corazón); /x/ (gigante, jinete); y, el último, /g/ (gato, gota, gusto, con gu, está la palabra guerra).


Como se observa la situación no es nada fácil. Sin embargo, para esto existen métodos que nos guían a soluciones. Coloma y Corrales, orientan hacia el uso del diccionario, estudio del significado de la palabra en consulta, revisar las reglas generales de la derivación, examinar las incompatibilidades gráficas y estudiar las reglas de ortografía.


¿Por qué hago mención de esta obra? Porque es ella, quien retoma uno de los planteamientos más trascendentales hacia la orientación de la enseñanza ortográfica. Es decir, que la ortografía debe estudiarse con un enfoque vinculado entre fonología-fonética y ortografía del español, nuestro idioma. Precisamente es lo que intenta proyectarnos la futura publicación de la Ortografía de la Lengua Española. De tal manera, que deberá partir del estudio de los fonemas vocálicos, desde el punto de vista fonológico: /i/ cerrada, anterior, sonora; /e/ media, anterior, sonora; /a/ abierta, central, sonora; /o/ media, posterior, sonora y /u/ cerrada, posterior, sonora. También lo referido a los diptongos: decrecientes (peine, hay, hoy, Europa, aula) y crecientes (tiene, Asia, salió, bueno, cuatro, vacuo). Y otros fenómenos vinculados a las reuniones vocálicas.


La otra parte en la que deberá basarse, es en los fonemas consonánticos. Según los criterios indicados por Antonio Quilis (estudioso de la fonología y fonética españolas) son: modo de articulación, lugar de articulación y acción de las cuerdas vocales. Estos mismos son para facilitar el estudio tanto de fonemas vocálicos como consonánticos. Así por ejemplo, es interesante ahondar en variantes fónicas como: alma-alba, brío-frío, salvar-saldar, borro-morro, balsa-falsa, bono-dono, vuela-muela y muchas más del español. En estas y otras palabras se ponen en juego las ciencias semántica y gramática. Por eso y otras razones es que debemos penetrarnos en la tesis de esa relación mutua entre letra y sonido. Así tenemos la correspondencia entre la letra f y su símbolo fonológico de /f/. Sin embargo se presentan otras más complejas, como la grafía z, que fonológicamente se representa por el símbolo /Ѳ/ y así sucesivamente.


Por estas y otras razones es que ustedes y yo, esperamos una ortografía más integral, con un mejor enfoque metodológico y con una visión normativa que se relacione íntimamente con los planteamientos y puntos de vista del Diccionario Panhispánico de Dudas y con la Nueva Gramática de la Lengua Española. Esperamos la novedad, por ejemplo en cuanto al uso del género. ¿Cómo decir: la presidente o la presidenta? Y ya no se diga en relación a la actitud sobre la utilización de la ortografía acentual, puntual y literal.


Los nicaragüenses, catedráticos de la UNAN, Fidel Coloma González y Julián Corrales Munguía, aciertan muy bien en la necesidad de la profundización del estudio de la ortografía vinculada con la fonología y fonética. Esperamos con ansiedad esta obra extraordinaria y estoy segura que ahí aprenderemos más y mejor a usar nuestro idioma, tanto en la expresión oral como en la escrita. LIC:RENE DAVILA / 25040011"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada