lunes, 6 de febrero de 2017

10 cosas que no sabías sobre Rubén Darío

Rubén Darío nació el 18 de enero de 1867 y murió el 6 de febrero de 1916. Y aunque su vida es muy conocida, le contamos 10 datos que pocos saben sobre él.
15/01/2017
Rubén Darío

Rubén Darío nació el 18 de enero de 1867 y murió el 6 de febrero de 1916. Y aunque su vida y obra son mundialmente conocidas, le contamos 10 datos curiosos que quizás no sabía del bardo.
1. Suicidio. Según el periodista cubano Ciro Bianchi, en 1910, durante una crisis alcohólica, Rubén Darío intentó lanzarse desde el balcón de un hotel, pero el poeta dominicano Osvaldo Bazil y un empleado forcejearon con él y lo arrastraron a la cama, donde continuó bebiendo whisky.
2. Homosexualidad. Existen muchos rumores, aún sin confirmar, de que Rubén Darío sostuvo una relación homosexual con el poeta mexicano Amado Nervo.
3. Paternidad. El escritor Francisco Ernesto Martínez, basado en documentos e investigaciones, pone en duda que Rubén Darío sea hijo de Manuel García y dice que es posible que el padre sea el coronel José Aurelio Avilés Montenegro, novio de Rosa Sarmiento, madre del poeta.
4. Vago. En 1884 fue condenado por dedicarse ociosamente a escribir versos, o sea, por vagancia. Y si no pagaba ocho pesos debía pasar ocho días barriendo las calles de León o realizando obras de ornato en el cementerio.
5. Payaso. Cuando tenía unos 13 años se enamoró de una trapecista del circo y cuando esta se fue quiso irse con ella, así que audicionó para ser payaso, pero no pasó al prueba.
6. Cerebro. Cuando murió, algunos parientes cercanos se disputaron su cerebro. Hubo un momento en que no se sabía ni dónde estaba. Cuando lo recuperaron terminó en la estación policial hasta que el presidente de la República intervino y decidió dárselo a su viuda, Rosario Murillo. También le sacaron las vísceras y las enterraron en el Cementerio de Guadalupe, León.
7. Fantasmas. Durante su agonía tuvo cambios de humor bruscos. A veces estaba amable pero luego se quejaba de la comida, de los médicos, decía cosas hirientes a sus amigos. También empezó a alucinar y a ver fantasmas en la habitación.
8. Sastre. Cuando el coronel Félix Ramírez Madreguil, padre de crianza de Darío, murió, la economía del hogar empezó a declinar y pensaron en poner al poeta como aprendiz de sastre.
9. Apodos. Durante su relación con Francisca Sánchez, ella lo llamaba “Tatay” y ambos se decían “conejo” y “coneja”.
10. Hermana. Darío tuvo una sola hermana llamada Cándida Rosa, pero murió a los pocos días de nacida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario