miércoles, 27 de abril de 2011

LA UTILIZACION DE MULETILLAS.

LA UTILIZACION DE MULETILLAS.: "
Las recién pasadas vacaciones de Semana Santa, además de compartir en familia, fueron para rencontrarme con algunos amigos que tenía ratos de no ver. Lo que parecía emocionarme, luego de años de no visitarnos, se volvió un poco desagradable para mis oídos, al escuchar a uno de ellos repetir en cada plática la palabra ¿verdad? ¿verdad?

Al consultar a Inés Izquierdo Miller, coordinadora de proyectos especiales y columnista de LA PRENSA, sobre este pequeño detalle, ella explica que son muletillas que se dan tanto en la lengua oral como escrita.

“En la lengua oral, a diferencia de la escrita, no tenemos oportunidad de hacerlo mejor que cuando se escribe. Cuando se está escribiendo pensamos y tachamos, pero en el lenguaje oral no se puede porque la línea de la conversación es horizontal y sin retroceso”, dice.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la muletilla es “voz o frase que se repite mucho por hábito”.

Al igual que Izquierdo Miller, el lingüista, catedrático y docente Amadeo Albuquerque, coincide que las muletillas se dan por escasez o pobreza de vocabulario.

“Cuando uno no haya la palabra precisa se recurre a la muletilla, como ¿Me entendés?, ¿Me explico? ¿Verdad?, ese verdad está cundiendo todas las áreas. Lo escuchamos desde gente del nivel popular hasta comisionados, ministros, en las esferas más altas”, refiere Albuquerque.

Adiós a las muletillas
Ambos lingüistas nos brindan algunos consejos que nos ayudarán a evitar su uso muy frecuente

Uso y empleo de sinónimos

Consultar el Diccionario de Sinónimos y Antónimos

Leer libros de literatura, ensayos y reportajes bien redactados.

El “Va pues”, explica Izquierdo que se puede sustituir por “Ya que, porque, de tal manera, igualmente, no obstante, etc”.

Evitar el uso de archisílabos como obviamente porque alargan las palabras. “Porque decir problemática, si se puede decir problema, obviamente si se puede decir es obvio”.

Para este especialista de la lengua, las muletillas “son palabras de relleno porque vienen a solucionar un vacío que queda entre el hablante y el oyente, cuando no se encuentra la expresión que uno necesita, entonces se recurre a las muletillas”, explica.

Izquierdo deja claro que el abuso de las muletillas es un problema desde siempre. “Este fenómeno se da en cualquier país, no es privativo de Nicaragua, no es que los nicas hablen peor, pero tiene que ver mucho con el nivel cultural de la persona”, dice.

ABUSO DE LAS MULETILLAS

Izquierdo Miller apunta que muchas veces las personas recurren a las muletillas cuando tienen poco conocimiento del tema que se está abordando.

“También cuando la persona está nerviosa o insegura es evidente que en alguno que otro momento va a tener que utilizar una muletilla porque, como sabemos se llaman así, porque de la misma forma que una persona que carece de pierna o es inválido y usa una muleta para poder caminar, las muletillas lingüísticas sirven para caminar, avanzar la lengua, claro que de una manera incorrecta”, refiere.

MULETILLA POR EXCELENCIA

Si bien es cierto que en nuestro vocabulario utilizamos muchas muletillas, como: “O sea”, “esté”, “eh”, “es decir”, “entonces”, “que”, “¡Va pues!” “¿Me explico?”, “de que”... hay una en especial que según Izquierdo por excelencia nos caracteriza: “¿Verdad?”, que tipifica el lenguaje de los nicaragüenses.

Para Izquierdo, “según como la persona habla, escribe. Si en el cerebro no tenemos conocimientos de ideas, conceptos, definiciones, sinónimos, no vamos a poder escribir de forma fluida. Con la buena lectura vamos sembrando en la cabeza construcciones sintácticas correctas, adecuadas y eso va a permitir que también las reproduzcamos”, dice.

La especialista recalca que hay otras muletillas que también se emplean y pueden evitarse, como obviamente. “Todas esas terminadas en mente hay que evitarlas porque son archisílabos y alargan las palabras. El alargamiento inútil de una palabra no contribuye a nada”, apunta.

“¿Me entendieron?”, “¿Me hago entender?” “¿Me copian?”, son las muletillas magisteriales, mal utilizadas por los docentes. Según pedagogos, la forma correcta es: ¿Me hago entender?
lic:rene davila/ 25040011"

Ventana de informacion sobre la conservación del medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada