domingo, 30 de enero de 2011

LA POESÍA EXPRESADA EN LA ESCULTURA DE ERNESTO CARDENAL.

LA POESÍA EXPRESADA EN LA ESCULTURA DE ERNESTO CARDENAL.: "

"AL PERDERTE YO A TI"

Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te ama

La escultura de Ernesto Cardenal

Ernesto Cardenal no sólo es el gran poeta de los Salmos y la Oración por Marilyn Monroe. El poeta y sacerdorte cantor de la Liberación Nacional e inspirado intérprete del pasado indígena americano, es también un destacado escultor, cuya obra brillante e impecable enriquece el panorama de nuestras artes plásticas que, sobre todo en la pintura, goza ya del prestigio y reconocimiento nacional que ha tenido la poesía.
Es evidente que la fama extraordinaria de Cardenal como poeta ha hecho pasar prácticamente desapercibida su obra plástica, perdiendo de vista al público su personal trayectoria, sus fases, su evolución, su ubicación en la tradición escultórica nacional. Justo es decir que ésta apenas existe (Edith Gron —1919, Fernando Saravia— 1922, ambos discípulos del maestro Genaro Amador Lira 1910-1983) y que, como se puede comprobar, no ha producido ningún movimiento o tendencia que se inscriba en la modernidad.
Figura solitaria en nuestra plástica, después de más de 30 años de dedicación constante, Cardenal es el primer escultor moderno del país, por no decir el primer escultor a secas. "Si Cardenal no hubiera sido poeta", dice Julio Valle-Castillo, "si no hubiera escrito uno sólo de los versos de sus poemas, bastaría su producción de escultor para avalar su nombre de artista".
Ya en 1956 y 1957, antes de su crucial experiencia mística de Gethsemaní (Kentucky), Cardenal había expuesto sus obras en la Galería de la Unión Panamericana de Washington, llamando la atención del crítico Gómez Sicre quien se refería a sus "ingeniosas simplificaciones". Esta simplificación de la forma, elemento fundamental de la escultura cardenaliana, es producto de una búsqueda de la pureza, de la esencialidad del objeto estético. El escultor Cardenal procede como el poeta exteriorista que es: un espíritu atento a la desnudez de la cosa, al dato que percibe directamente (sin intermediarios ni retórica figurativa) la mirada.
un escultor cuya concepción estética viene de Brancusi pero que nutre su espíritu de la vivencia americana, popular e indígena: ahí están su figuras de animales típicos de la fauna nicaragüense, es especial la de Solentiname y el Gran Lago (garza, tucán, pato de chancho, iguana, cusuco, tigrillo, pez espada, zanate), así como sus cristos y monjes suidos en el silencio de la humildad y la resurrección. Un arte primitivo y a la vez moderno. Una expresión legítima del Nuevo Mundo aún por descubrir.rán como te amaba yo.Este es un pequeño tributo para un gran humanista cuya expresión de inspiración a cultivado niveles inalcanzable en en mundo de la poesía como escultura, tanto dentro y fuera de nicaragua. LIC: RENE DAVILA."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada